¿Y La Prueba Piloto Dónde Está?

El diseño y planificación de un proyecto de investigación debe considerar todos los elementos de ejecución. Aunque esta afirmación pueda parecer una clara obviedad tiene sus limitaciones. Cuando se planea un estudio suelen contemplarse todas las distintas fases con sus consiguientes circunstancias. Sin embargo, al ser la realidad un sistema extraordinariamente complejo es imposible contemplar todas las variables de todos los escenarios antes de ejecutar el trabajo operativo.

Cuando no se tiene certeza de si los supuestos sobre los que se plantea un proyecto son correctos, es que se echa mano de las pruebas piloto. Estos ejercicios nos permiten correr una pequeña parte del estudio con la finalidad de corroborar que no hay factores que fueron ignorados en el diseño y por ende sea necesario volver atrás para adecuar la metodología planeada para un escenario real. Por su importancia, hoy enumeramos algunos beneficios de ejecutar pruebas piloto en Investigación de Mercados.

  • Previenen gastos innecesarios. La mayoría de las veces los expertos que se dedican a la investigación tienen suficiente experiencia para poder planificar un estudio sin necesidad de aplicar pruebas piloto. No obstante, habrá ocasiones en que la incertidumbre en determinado proyecto es tanta que justifica el invertir en un previo del trabajo operativo para confirmar sospechas. Una vez que se evalúa esta prueba preliminar será posible readecuar las fases de la investigación con sus consiguientes ahorros de tiempo y dinero.
  • Ayudan a ajustar cronogramas. A pesar de que en las capacitaciones y escenificaciones en gabinete de aplicación de instrumentos de levantamiento de datos se contabilicen ciertos tiempos de productividad, en la realidad pueden verse afectados por el ritmo y grado de conocimiento de respuesta de las personas que responden a nuestras encuestas. En este caso la prueba piloto permite evaluar los verdaderos requerimientos de tiempo necesarios para cubrir las metas de la investigación sin caer en proyecciones irreales.
  • Corrigen la redacción de instrumentos. Por lo general, una redacción neutral y simple es más que suficiente para que las personas a quienes nos acercamos por información nos provean aquello que buscamos. No obstante, en ciertas ocasiones nos encontraremos con barreras que en la aplicación de un previo del levantamiento de campo se harán evidentes. Al identificarlas será posible regresarlas a la etapa de diseño para estar seguros de que los datos e información recabados cumplan con rigor y certeza los objetivos del proyecto.
  • Pueden dar una idea preliminar de los hallazgos. Cuando el proyecto de investigación implique un tamaño de muestra considerable, la prueba piloto lo será también. En estas ocasiones será posible obtener un panorama muy general de las posibles tendencias que se confirmarán al ejecutar el proyecto final. Esta ventaja depende mucho de la envergadura del ejercicio previo y debe ser considerado únicamente como un resultado indiciario y superficial.
  • Perfecciona la capacitación del personal de campo. En la etapa de formación de encuestadores suele darse el caso de que las preguntas y dudas se enfocan más a temas técnicos que de las incidencias reales en la calle. Cuando se ejecuta la prueba piloto el personal puede externar inquietudes que en gabinete no fue posible y ofrecer retroalimentación valiosa para los reajustes que sean necesarios.

En un entorno cada vez más inmediato y fugaz las pruebas piloto han caído un tanto en desuso. No obstante, no se deben descartar en la búsqueda de cumplir tiempos más apretados. La prueba piloto es una gran oportunidad para detectar, inclusive, áreas de oportunidad de investigación para futuros proyectos que no se concibieron en un inicio. En Acertiva estamos atentos a escuchar tu necesidades de Investigación de Mercados en América Latina. Escríbenos hoy mismo.



Deja una respuesta